Skip to content

EPI – Albañilería

Tanto si haces reformas o rehabilitaciones como si trabajas en obra nueva, sabes que te expones a situaciones de riesgo. 

Esta es la eterna pelea entre empresa y empleados ya que el empresario suministra los EPIs indicados en la Evaluación de Riesgos y el trabajador rehúsa usarlos porque son incómodos, dan calor o y en ocasiones dificultan las tareas.

Por poner un ejemplo, si utilizas una radial, lo suyo es que utilices gafas protectoras, guantes anticorte y ropa de trabajo adecuada.

  • Respecto al uso de gafas no hay excusa, cumplen su función no dificultan la tarea y evitan las proyecciones en los ojos. Lo mismo para las pantallas faciales protectoras.
  • Mono de trabajo de manga larga ignífugo.
  • Pero, ¿y los guantes? El uso de guantes puede evitar cortes, pero por las mismas pueden provocar accidentes ya que implica una perdida de sensibilidad en las manos

Así que la conclusión más sensata según mi experiencia, es que hay que estudiar previamente las tareas de cada puesto y determinar qué EPIs son realmente necesarios

 

Antes de que sigas leyendo, quiero que sepas que no comercializamos ningún producto, ni nos llevamos comisión por la venta de los mismos. Aunque probablemente conozcas bien todos los EPIs que se utilizan en Albañilería, queremos recordar el uso de algunos de ellos:

  • CASCO DE SEGURIDAD: nos protege una parte vital de nuestro cuerpo, (vale, todas lo son, pero algunas más que otras), la cabeza. Nos previene fundamentalmente de golpes de objetos que se nos puedan caer encima (un sencillo destornillador o una piedrecilla, cayendo desde varios pisos o metros de altura, coge una tremenda velocidad). El casco debe de ser lo más cómodo posible. Recuerda que el casco caduca, el fabricante establece una fecha límite por el deterioro de los materiales, pero es mucho más importante que valores tú mismo su estado: si ha recibido golpes, si está agrietado o si ha estado expuesto a altas temperaturas. Aquí puedes leer la nota técnica de protección sobre cascos de protección.

 

  • CALZADO DE SEGURIDAD: previene de posibles lesiones en los pies. De caídas de objetos, por ejemplo, cuando manipulamos de forma manual una carga, o de que nos podamos clavar algo (una punta, por ejemplo). Las botas/calzado de seguridad tiene que tener suela y plantilla reforzada (normalmente de acero), y deben de ser transpirables. Aquí puedes leer la nota técnica de prevención sobre calzado de seguridad.

 

Tipos de Calzado de seguridad:

      • SB: calzado que ofrece protección básica para los dedos y resistencia expuestos en la normativa EN ISO 20345.
      • S1: esta clase cumple con los requisitos básicos, tiene el talón, es antiestático y absorbe energía en la zona del tacón
      • S2: además de las características del S1 es resistente a la Penetración y absorción del agua.
      • S3: tiene las mismas características del S2 pero incorpora una suela con resaltes y es resistente a la perforación.
      • S4: este calzado es antiestático y absorbe energía en la zona del talón
      • S5: tiene las mismas características que el S4 y añade resistencia a la perforación y suela con resaltes

 

  • GUANTES: Hay muchos tipos de guantes, el más usado para este oficio es el llamado guante anticorte, que nos permite trabajar y manipular herramientas bastante bien, a la vez que nos protege de golpes y cortes en las extremidades. Hasta un 30% de los accidentes tienen que ver con las manos. Dichos guantes deben de ser sustituidos cuando presenten deterioro. Aquí puedes leer la nota de técnia de prevención sobre guantes de protección.

 

  • MONO/ROPA DE TRABAJO: Nos cubrirá el tronco y las piernas (incluso los brazos) del contacto con elementos que pueden ser dañinos para la piel, como el cemento, el yeso, etc. (dichos elementos pueden provocar incluso quemaduras en la piel).  El mono/ropa de trabajo debe ser cómoda y transpirable. Aquí puedes leer la nota técnica de prevención sobre ropa de trabajo.

 

  • GAFAS ANTIMPACTO: En este oficio, es muy muy común el uso de herramientas manuales como martillo, maza, o incluso herramientas de potencia como taladro o radial. Uno de los principales riesgos de su uso es la proyección de partículas a los ojos. Para evitarlo, hay que usar gafas. Hay muchísimos tipos y diseños, pero el fin es el mismo en todos los casos, evitar lesiones oculares. Las gafas hay que reemplazarlas cuando estén deterioradas.

 

  • CHALECO/ROPA REFLECTANTE: Nos hará visibles frente a la presencia de maquinaria o vehículos en las inmediaciones.

 

 

¿VALE CUALQUIER EPI?

Pues no, no vale cualquier EPI. Lo barato, como ya sabrás, sale caro y hay un requisito fundamental que debes tener en cuenta a la hora de comprar (si eres tu el que se encarga de comprarlos): los marcados CE. Los EPIs que uses deben cumplir con los requisitos de calidad y seguridad del RD 1407/1992, por lo que es obligatorio que lleven incorporado el marcado CE.

 

Hasta aquí la revisión de los EPIs que hay que usar en Albañilería. Espero que estos consejos te sean útiles y utilices los EPIs, porque la mejor prevención eres tú.

 

 

Deja un comentario





Abrir chat
¿Necesitas formación?
Escríbenos para solicitar información
Powered by