Ferralla: usos más comunes en la construcción

En el blog de Formación Prevención ya te hemos hablado de varios aspectos del sector de la construcción. Pero si tenemos que hablar de elementos clave, no puede faltar la ferralla

En el siguiente artículo te hablamos de las aplicaciones y usos de este material en la construcción. 

¡Sigue leyendo para conocer todo sobre la ferralla!

 

¿Qué es la ferralla?

Se trata de un material metálico, principalmente piezas de acero, que forma un conjunto de trozos de metal o una estructura de hierro en el esqueleto de una obra de hormigón armado.

Es por ello que su fabricación debe asegurar el cumplimiento de unas medidas de calidad relacionadas con la resistencia, dimensiones, ductilidad, características físicas y químicas de la materia prima empleada, y de unas normas que garanticen el cumplimiento de su función de forma adecuada. 

La ferralla se crea a partir del acero corrugado, el cual se puede presentar en forma de barra o en rollo. Toma este nombre de las corrugas o relieves que presenta, las cuales facilitan la adherencia del mismo al hormigón, y permiten detectar su calidad. 

Además, tal y como hemos comentado anteriormente, la ferralla es un elemento muy utilizado en el sector de la construcción, ya que sus aplicaciones son fundamentales a la hora de reforzar estructuras de hormigón y mampostería, hacer vallados y varillas metálicas, fijar placas o tensar cables. Entre sus ventajas, está aportar firmeza y estabilidad a las construcciones y, por tanto, mejorar la calidad del proyecto. 

 

Usos más comunes de la ferralla en el sector de la construcción

A pesar de tener unas funciones claras, sus usos son muy variados, lo que convierte a la ferralla en un elemento versátil dependiendo de las necesidades de cada tipo de obra. 

Sin embargo, entres sus aplicaciones más usadas, podemos encontrar:


Malla electrosoldada

Este elemento es ideal para mantener los bloques de hormigón compactos y permite que las estructuras soporten más peso. Estas mallas se componen de varillas de metal dispuestas de forma longitudinal y transversal, y con una técnica de soldadura en el punto de cruce entre ellas, que aporta una resistencia mayor a la estructura.  

Se utilizan tanto en edificación como en obra civil, y también para la elaboración de elementos prefabricados. Entre sus ventajas, encontramos que son sencillas y fáciles de colocar, incluso para personas no especializadas, aunque no es lo más recomendable. Además, al ser un material que se fabrica industrialmente, tiene ventajas técnicas, económicas y de garantía de calidad.

 

Armadura electrosoldada

Se trata de un material formado por un conjunto de alambres que crean una estructura espacial triangular. Al igual que la malla electrosoldada, los puntos de contacto de los cordones superiores e inferiores de acero corrugado están unidos mediante soldadura eléctrica, que se produce de forma industrial en serie. El objetivo principal de la armadura electrosoldada es sostener la estructura. 

En el siguiente video, puedes ver brevemente el proceso de fabricación de este tipo de armadura:

 

Zapatas

Estos elementos estructurales permiten transmitir el peso de la construcción, gracias a la cimentación superficial de la que están formados, la cual consiste en un prisma ancho de hormigón que está debajo de los pilares de la obra. 

Entre sus funciones, está transmitir al terreno las tensiones de la estructura y anclar la misma al terreno. Es importante que el terreno donde se asienten sea lo más homogéneo posible, ya que de esta forma cumplirán su función de forma adecuada. 

 

Encepado

Cuando hablamos de encepado, nos referimos a otro elemento estructural de cimentación cuya función es unir los esfuerzos de los pilares de una estructura y transmitir esa fuerza a las cabezas de los pilotes, para que la transmisión de la carga al terreno sea la más adecuada.

En cuanto a la forma y aspecto de los mismos, depende de la disposición y el número de los pilotes que recoja. Al igual que las zapatas, el material más utilizado para construir encepados es el hormigón armado.

La forma más habitual en la que podemos encontrarlos es un poliedro de seis caras. 

 

Además de su uso en el sector de la construcción, como curiosidad la ferralla también se emplea en otros sectores, como el de la agricultura, donde se construyen guías para árboles con este material o postes para el vallado de montes; también en la decoración, con la que se fabrican bancos, estanterías, etc. 

Si nuestro artículo te ha resultado interesante y te gustaría especializarte en trabajos de construcción con ferralla, te recomendamos nuestro Curso PRL  de Ferrallado en Formación Prevención. Es un curso homologado por la Fundación Laboral de la Construcción y gracias al cual obtendrás la Tarjeta Profesional de  la Construcción (TPC).

Visítanos y descubre nuestro nuevo local, con mayor amplitud de aulas y nuevos servicios.

Si te interesan también otros cursos PRL y/o necesitas más información, navega por nuestra web y síguenos en redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn

 

¡Te esperamos en el próximo artículo del blog!