Golpes de calor, no vale sólo con beber agua.

El verano pasado se registraron 5 accidentes laborales leves y 1 grave asociado al calor según datos del INE. Estamos en plena campaña para prevenir los accidentes laborales a causa de los golpes de calor y queremos analizar algunas causas y medidas preventivas para evitar accidentes causados por el calor. Porque no siempre estar hidratado es suficiente.

 

Prevenir golpes de calor

Causas.

Causas principales:

Los golpes de calor ocurren como resultado de la exposición a temperaturas elevadas y a las actividades físicas extenuantes. Las altas temperaturas pueden provocar incrementos de la temperatura corporal, hasta los 40ºC. Esta subida puede provocar daños en órganos vitales como el cerebro, los riñones o el corazón. Los esfuerzos físicos producen incrementos en la temperatura corporal central pudiendo provocar insolaciones por esfuerzo.

 

Otras causas:

Equipos de protección individual: no siempre son lo más recomendable para trabajar. El casco: en ocasiones más vale proteger la cabeza con un gorro de paja, una visera o un pañuelo que con un casco de protección si no existe riesgo de caída de objetos y de golpes en la cabeza.

La ingesta de alcohol durante las comidas es algo tan normalizado que apenas se percibe como un problema potencial. Sin embargo, el alcohol afecta la capacidad del organismo para regular la temperatura. Sobra decir que estar en estado de embriaguez, puede provocar más accidentes que cualquier otro factor de riesgo.

Algunos medicamentos diuréticos pueden hacer que el cuerpo expulse agua y sodio facilitando la deshidratación o la depleción salina. También hay que tener especial cuidado con los medicamentos vasoconstrictores o betabloqueantes ya que pueden suponer factores de riesgo de los golpes de calor.

La obesidad, las enfermedades coronarias o respiratorias sumadas a las altas temperaturas son la combinación perfecta para los golpes de calor. Las personas que sufren estas enfermedades deben extremar las precauciones ya que el riesgo de sufrir un golpe de calor es mayor que el de otras personas y puede tener resultados muy graves.

 

Recomendaciones preventivas:

Si el trabajador está irremediablemente expuesto a altas temperaturas como es el caso de la construcción, se deberá proveer de elementos que prevengan las deshidratación. No vale únicamente con beber de agua, es necesario aportar sales minerales al cuerpo y para ello es muy recomendable la ingesta de bebidas isotónicas, evitar a toda costa el alcohol y mantener el cuerpo fresco.

  • Beber agua (se puede perder hasta 1 l/h aunque no suele sobrepasar los 5 l. diarios)
  • Otras bebidas: tés, zumos de frutas o bebidas isotónicas que aporten sales, azúcares, bicarbonato sódico o potasio.
  • Establecer pausas periódicas puede ayudar a disminuir la temperatura corporal.
  • Evitar las exposición prolongada al sol, sobre todo en las horas más calurosas
  • Evitar la ingesta de alcohol y alimentos ricos en grasas.
  • Utilizar pulverizadores de agua para refrescar el cuerpo.
  • Dormir las horas suficientes y llevar una alimentación sana y completa son importantes para tolerar mejor el calor.
  • Proteger la cabeza del sol directo.
  • Utilizar crema protectora.
  • Utilizar ropa clara que absorba el agua y facilite la disipación del calor.

Otras recomendaciones preventivas:

  • Realizar el reconocimiento médico para comprobar que el estado de salud del trabajador es bueno.
  • Plan de prevención: se deberán prever todos los trabajos a realizar y las consideraciones oportunas cuando estos se realicen en condiciones de temperatura extrema.
  • Asegurar que el trabajador reúne las condiciones físicas para la realización de la tarea.

 

Síntomas de los golpes de calor.

Cualquier d estos síntomas pueden ser un indicativo de que algo no va bien. Si detectas alguno de estos síntomas en tus compañeros, avisa rápidamente al servicio de emergencias.

  • Temperatura corporal elevada
  • Náuseas
  • Alteraciones sutiles del comportamiento
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Desorientación, agitación o confusión
  • Aletargamiento o fatiga
  • Convulsiones
  • Piel seca y caliente; enrojecida pero no sudorosa
  • Pérdida del conocimiento
  • Latidos del corazón rápidos
  • Alucinaciones

 

Primeros auxilios ante un golpe de calor

  • Llamar al 112
  • Procurar que la persona beba agua fría, té, bebidas isotónicas. Nada de bebidas alcohólicas o con cafeína
  • Poner al afectado a la sombra y lo más fresco posible
  • Colocar los pies en alto
  • Tratar de disminuir la temperatura corporal colocando telas mojadas en cuello, inglés y axilas
  • Controlar la temperatura corporal periódicamente
  • Trasladar al afectado al hospital

 

Consecuencias

Un cuadro grave provocado por una ola de calor puede causar lesiones en los tejidos, la piel se calienta, se seca y cesa la sudoración;
aparecen convulsiones; aumenta el ritmo respiratorio y cardíaco y en ocasiones puede derivar en insuficiencia respiratoria aguda, coma y hasta la muerte si no se trata debidamente. Aprende a identificar los síntomas si quieres prevenir un golpe de calor.

 

 

Fuentes:
Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo.
NTP 279: Ambiente térmico y deshidratación Silvia Nogareda Cuixart.
INE – Instituto Nacional de Estadística.

 

Deja un comentario





×
Hola 👋🏻
¿Quieres que te ayude a elegir tu curso?